“he pasado allí 13 años y pasaría otros 13 sin dudarlo”

"Creo que si tuviera que resumir mi experiencia en la academia en una frase, diría que he pasado allí 13 años y que pasaría otros 13 sin dudarlo. Inicié este trayecto con 4 años, sin saber aún que me estaba dirigiendo a lo que sería mi principal pasión en la vida, el inglés. Gracias a la academia y a todos aquellos que la han formado o la forman actualmente, he descubierto mi vocación, y si no fuera por esta vivencia, no sé donde estaría ahora o a que futuro universitario me estaría dirigiendo. Aquí, además de aprender inglés casi sin notarlo, de un modo ameno y cercano, hemos aprendido a desarrollarnos como seres sociales en un mundo globalizado y nos hemos iniciado en la preparación para el mundo laboral. Además, el relacionarnos con gente de otros países nos ha permitido abrir nuestras mentes y darnos cuenta de que hay mundo más allá de lo que nos rodea.


Como ya he dicho, aquí aprendemos casi sin darnos cuenta, pues las clases no son para nada aburridas al no ser rutinarias, cada día se aprende pero siempre de un modo nuevo, y los profesores trabajan día a día para mejorar el sistema de enseñanza. No se trata de memorizar, se trata de aprender de modo que se recuerde siempre.


Para mí, tanto el trato como el apoyo hacia los alumnos es intachable. Siempre hay tiempo para resolver cualquier duda, consulta o ayuda extra que se necesite, sea de inglés o no.


En definitiva, si tuviera oportunidad repetiría esta experiencia y se la recomendaría a todo el mundo, hecho por el que mi hermano también forma parte de todo esto, ya que quise que uniera y aprendiera como yo.  Discover me ha brindado más de lo que soy capaz de expresar en palabras, pues ha sido el factor principal para decidir acerca de mi futuro.  No es solo aprender inglés, estas maravillosas personas me han aportado valores esenciales y por eso siempre les estaré agradecida. No me gustaría perder nunca el vínculo con la academia ya que ocupa un gran espacio a lo largo de mi infancia y su importancia para mí es incalculable." 


María López Molina