· 

Redifiniendo excelencia

¡Qué fácil es hablar y escribir sobre los alumnos que destacan académicamente, los que logran títulos y ganan premios y los que sobresalen vayan donde vayan! ¡Qué fácil es admirar y envidiar a estos alumnos tan brillantes y desear que todos sean iguales!

 

En mi caso, es mucho más fácil hablar de alumnos que reúnen cualidades, que fracasan y se levantan y que tienen un potencial incalculable pero que todavía no han encontrado la llave para abrir ese baúl que a veces tarda años en revelar lo que llevan dentro. 

 

Carmen Doblas Beato es una de esas alumnas cuya luz a veces ha pasado demasiada tamizada, apagada por los estándares de excelencia que hemos establecido en nuestra sociedad. Carmen repitió 2º de Bachiller, le costó marcarse un rumbo y sigue luchando por definir su destino. Sin embargo, reúne unas cualidades singulares.

Debajo de la superficie

Si paráramos a mirar debajo de la superficie de los alumnos, veríamos todo un tesoro de posibilidades y magia por destapar. ¿Cómo abrimos ese cofre oculto? ¿Cómo dejamos a un lado nuestros perjuicios para así darle la confianza necesaria para creer en su secreto mejor guardado: que son únicos e irrepetibles?

 

Debajo de la superficie de Carmen hay un sinfín de cualidades que han de ser galardonadas y pregonadas como si fueran una matrícula de honor. Carmen emana una transparencia, autenticidad y espontaneidad que muchos adolescentes pierden en el camino. Su presencia en una clase crea alegría, chispa y un joie de vivre contagioso. De hecho, sus compañeras recibieron de ella calor y amor y ese extra empujón que algunos días hacía falta.

Ahora Carmen empieza una nueva etapa de su vida. Como todos, cometerá errores, se desviará de su camino, sufrirá igual que aquél que sacó matrícula de honor o que no repitió. Pero una cosa tengo muy clara, su corazón y energía le abrirán muchas puertas, su carisma convencerá en entrevistas, su gratitud dejará huella y su generosidad hará que tenga una vida más realizada y plena.

 

Carmen volvió a la academia el curso pasado y formó parte de un grupo único y mágico. Al final del curso sacó su B1 de Cambridge y me dejó muy claro que, además de todas sus cualidades,  lo lista y capacitada que es. Su huella y estela en la academia y en mi corazón de educadora jamás se borrarán.

 

 

GRUPO B1 CURSO 2017-18

Siempre estaréis en mi corazón